“Guadalquivir”2013, Documental)

Ayer hicimos este dibujo de la portada de Guadalquivir: un documental escrito por el amigo Fernando López Mirones. Entre tantos documentales de naturaleza, con una función más divulgativa que lúdica, aparece Guadalquivir, como un documental que consigue enganchar al espectador desde el minuto 1. No es el típico documental de animales para inaugurar la hora de la siesta, es un documental que consigue atraparte utilizando una herramienta muy interesante: el viaje de un zorro (la que vemos portada). En realidad el documental es una road-movie lo largo del río Guadalquivir y el interés que nos despierta este animal, hace que nos quedemos embobados viendo unos paisajes preciosos de las sierras de Cazorla y Segura. Por el camino, sí, el zorro consigue su objetivo… pero mientras, sin habernos dado cuenta, hemos ido asimilando (¡sin dormirnos!) información sobre la fauna y flora de algunos de los espacios naturales más importantes de España. Pero ya hablaré más adelante sobre este documental en Mesa Italiana.

 

guadalquivir

El dibujo fue un interesante reto, pero mereció la pena sólo por el resultado de la cara del zorro. Creo que tiene mucha fuerza y si os fijáis está dibujada en diferentes fases:

1ª. Comenzó con la cabeza y parte del cuerpo. En esta primera fase, dibujó además las dos patas (son los dos rectángulos  que aparecen sobre las cuatro patas, también rectangulares, que dibujó después).

Seguidamente, empezó a dibujar la primera las ¿grullas? (corrígeme si no lo son, Fernando) que explicaré después.

2ª. En esta fase completó el dibujo sin pensar muy bien qué hacía, porque simplemente pintó distraídamente sobre las primeras patas, dejándole al pobre animal sin ellas, sólo con un cuerpo peludo.

3º. Tras acabar con la segunda grulla, le dejé caer si tenía pensado que el zorro tuviera o no patas… ya que habían quedado difuminadas en la fase anterior. Así que dibujó cuatro, pese a sólo verse dos en la imagen original; el rabo a la izquierda; y a la derecha (creo, porque no me lo llegó a explicar) dibujó un segundo rabo.

En cuanto a las grullas fue una odisea, era un dibujo complicado y además… no se había traído sus gafas y no está cómoda con otras que no sean las suyas. Pero bueno, como una campeona terminó el dibujo. Como ya he comentado, primero hizo la de la izquierda, y como la de la derecha le estaba costando, le propuse que copiara la que ya tenía dibujada; de esta forma prescindimos de la carátula y probamos algo nuevo: que copie uno de sus dibujos.

No se parece mucho, pero fue curioso el proceso y la cabeza del segundo ave es también maravillosa. Quizá probemos y más adelante le pida que copie alguno de sus dibujos, puede ser interesante.

Por cierto, estoy ultimando el dossier para empezar a hacer dibujos en centros de día con otros pacientes, ¡os tendré informados!


Sergio Véliz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s