Balance 2017

laescribidanta_full

 

A veces, en el momento de acostarnos, parece inevitable no echar un vistazo atrás y reflexionar sobre cómo ha ido el día y hacer balance.

A veces, instantes antes de cerrarse los ojos, revolotea algún pensamiento sobre qué nos gustaría hacer al día siguiente.

A veces, en esa sucesión de un día, otro y otro más, cuesta valorar cómo de buena o mala ha sido la jornada; antes de poder hacer una estimación sobre hoy, ya es mañana.

 

A veces, nos falta tiempo.

 

 

Por eso resulta más fácil hacerlo de año en año, porque tenemos cierta tregua que nos permite pararnos a pensar.

Hoy, a punto de acabar el año 2017, me cuesta no pararme a pensar y quedarme un buen rato dándole vueltas a todos los momentos que me ha dado mi abuela. A través del proyecto La Escribidanta me ha permitido conocer gente maravillosa y me ha ofrecido oportunidades que no hubiera imaginado nunca.

No puedo más que agradecérselo, y si tengo que pensar qué quiero del 2018 al respecto, sería intentar devolvérselo de alguna forma con este y otros proyectos que seguro vendrán el próximo año.

 

 

¡Muchas gracias y feliz 2018!


 

Sergio Véliz