Día de la Solidaridad con los Presos Políticos en la India – Gandhi

Llevaba algún tiempo con esto un poco abandonado… ¡pero vuelvo!

Hoy, 25 de enero, se celebra en Escocia la Cena de Burns, el Día de la Mujer Hondureña, en México el Día del Biólogo, y en Argentina el Día Nacional del Reportero Gráfico. Pero, rebuscando en Internet, he encontrado que, al menos en 2014, se celebró también el Día de la Solidaridad con los Presos Políticos en la India.

Vale, lo sé, no es el mejor momento para tratar este tema… pero me sirve para hablar de una gran peli.

Antes de nada, comentar brevemente la situación en la India al respecto. He leído que en 2014 –cuando se celebró este día-  había varios miles de presos políticos. Y, aunque no es algo que haya trascendido…, este verano en Calcuta 80 presos políticos se pusieron en huelga de hambre por las torturas cometidas contra Kalpana Maity.

Poca broma.

 

Por cierto, y como reflexión que os lleváis de regalo, es curioso el vacío informativo que existe respecto a este tema en los medios de comunicación españoles (me atrevería a decir que en todo Occidente), y respecto a la India en general, donde en 2015 había 6 millones de niños trabajando…

Anyway… Hablemos de cine y de la mejor película que se me ocurre  para tratar este tema: “Gandhi” (1982, Richard Attenborough).

Para empezar: Richard Attenborough. Pa’ qué más. Director además de “Gandhi”, de “Un puente lejano”, “Chaplin o, “Tierra en penumbra”. Attenborough es también conocido por su papel como John Hammond, el entrañable puto loco dueño del Parque Jurásico.

Lord Richard Samuel Attenborough, Baron Attenborough, nació en una familia bien: su hermano Sir David es uno de los divulgadores naturalistas más importantes, ganador de un Premio Príncipe de Asturias, y su otro hermano –ya fallecido- Jonh, fue exdirectivo de Alfa Romeo. Richard estudió cine y cuando se enroló muy jovencito a la II Guerra Mundial, sirvió en la Unidad de Cine de la Fuerza Aérea en los Pinewood Studios ; a través de esta unidad grabó e hizo documentales de guerra y más tarde, como voluntario en la Unidad de Filmación, comenzó a grabar los bombardeos británicos desde la posición de astillero de cola. Puto Hammond.

En 1976 recibió el título de Caballero del Imperio Británico y en 1993 accedió a la Cámara de los Lores como barón de de Richmond-Upon-Thames. Coleccionaba arte y llegó a reunir piezas incluso de Picasso; fue amigo de la Princesa Diana; su hija mayor y su nieta fallecieron en el tsunami de 2004 del Sudeste Asiático; en 2008 sufrió un ictus que lo dejó en silla de ruedas; en 2013 ingresó en una residencia de ancianos para antiguos artistas BRILLANTE; en 2014 falleció por un paro respiratorio con 90 años.

 

Como director, Richard se encontraba muy cómodo con biopics como “Gandhi”, y filmó algunos más como “El joven Winston” (basada en Winston Churchill), “Búho gris” (sobre Archie Belaney) “Chaplin” (pues hombre, sobre Chaplin, joder). Del resto de sus películas, casi todas están situadas en el contexto de la I y II Guerra Mundial, o están basadas en hechos reales.

No debe ser fácil marcarse un drama épico sobre el líder político indio, del que el propio Einstein dijo que <<Futuras generaciones difícilmente comprenderán que haya vivido en la Tierra, en carne y hueso, un hombre como este>> y, sin embargo, Attemborough lo consiguió notablemente, consolidándose como director y cosechando 8 Oscars en 1983.

Ese mismo año, además de “Gandhi”, competían por los Oscar, “E.T”, “Missing”, “Tootsie”y “Veredicto Final”; de 11 nominaciones, “Gandhi” se llevó 8, incluyendo: Mejor Película, Director, Actor Principal (Ben Kingsley), Mejor Guion Original (John Briley), Montaje, Foto, Mejor Diseño de Producción y Vestuario.

Para muchos la película, pese a estar filmada de una manera exquisita que lo está, está algo sobrevalorada que lo está también. Es de una factura impecable, pero es cierto que a veces da una sensación de no contar nada… el mensaje se pierde y con ello, se pierde en nuestra memoria como gotas de agua en la lluvia ¿HE MENCIONADO QUE ESE AÑO TAMBIÉN ESTUVO EN LOS OSCAR BLADE RUNNER PERO SÓLO TUVO DOS NOMINACIONES? ¡DOS NOMINACIONES! En cualquier caso, hacer biopics no es nada fácil y probablemente (y paradójicamente) cuando tratan sobre personajes tan interesantes y complejos como Gandhi, se debe hacer mucho más difícil. De hecho al inicio de la peli se advierte que con este biopic se pretende llegar al corazón, no contar la vida y obra de un hombre. Aunque a veces lo consigue. Lo de contar la vida de un hombre, me refiero… Tres horas de película que se marcó el amigo Richard. Y esto fue bastante habitual en su cine, porque todas sus pelis son de dos horas para arriba… para qué escatimar en minutos…

 

Aunque está algo sobrevalorada la película, si hay que destacar algo es la interpretación absolutamente enorme de Ben Kingsley. Era realmente Gandhi (ojo también al trabajo de caracterización), tanto que algunos indios decían que era el fantasma de Mahatma. Y sin duda, fue el trabajo que lo lanzó en su carrera como actor, recibiendo posteriormente ofertas que van desde “En busca de Bobby Fischer”, a “La lista de Schidler”, “Casa de arena y niebla” o más recientemente “Iron Man”. Su interpretación le valió un Oscar y el respeto de la crítica, y es espectacular ver cómo según avanza la película, adopta los gestos de Gandhi siendo ya un abuelillo débil, posiciones, la forma de caminar… Maravilloso. Aunque para ser honestos, todos los actores están bastante bien (incluso un jovencísimo Daniel Day-Lewis haciendo de blanquito gilipollas cretino).

 

 

La película comienza con un flashforward: con el asesinato de Gandhi mazo de spoiler el 30 de enero de 1948. La niñez de Gandhi no aparece porque tendrían que contar cosas desagradables de él que yo sí contaré, pero que si ellos hubieran contado probablemente no hubieran recibido la financiación del gobierno indio y directamente, después del flashforward, pasan a cuando él tenía 24 años. Siendo 1893, Gandhi fue expulsado de un tren por ser indio y viajar en 1ª clase en un tren en Sudáfrica. A partir de ese momento Gandhi que era un lince se da cuenta de que las leyes van un poquito en contra de los indios y comienza a liarla, pero de tranquis y sin violencia, para mejorar los derechos de los indios en Sudáfrica y lo consigue.

 

INCISO PARA LOS QUE SEÁIS TAN ESCÉPTICOS COMO YO: sí, los derechos de los indios en Sudáfrica. De hecho parece ser que promovió que se considerase a los indios tan guays como los europeos blanquitos, porque según dijo “parece que prevalece una creencia generalizada en la Colonia de que los indios son sólo un poco mejores que los salvajes o los nativos de África”. Y cuando luchó para mejorar los derechos de los indios nunca incluyó a los negros pese a que estos estaba en igual o peores condiciones. Pero bueno, era jovencito confuso. Además, estamos en el S.XXI y todavía nos cuestan estas cosas… FIN DEL INCISO.

 

De Sudáfrica viaja a la India, donde le tratan como a un héroe y encabeza una campaña de “no cooperación-no violenta”, coordinando a millones de indios para conseguir la Independencia de la India. Y aquí llegan los problemas, cuando él es encarcelado y surgen movimientos violentos… desembocando en la masacre de Amnistar. Sin embargo, estos problemas favorecen a la independencia y perjudican la imagen internacional de Gran Bretaña. En la peli también se muestran otros grandes momentos, como “La marcha de la sal” o sus famosas huelgas de hambre, claves en su lucha pacífica.

En sus últimos años consiguió que acabaran los enfrentamientos violentos con una huelga de hambre… pero para entonces la nación estaba dividida por la religión hindú y musulmana. En el intento de apaciguar para lograr la paz y poder disfrutar de la independencia ya conseguida, Gandhi es asesinado por Nathuram Godse (hindú que desaprobaba la defensa de Gandhi a los musulmanes).

No aparece en la película, pero paradójicamente, Nathuram fue ejecutado después del asesinato, pese a que los hijos de Gandhi pidieron que no lo hicieran porque eso sería mancillar la memoria de su padre.

 

Otra de las cosas que no aparecen y que me ha llamado la atención al leerlo, es la relación de Gandhi con el sexo. Cuando tenía 16 años, Gandhi cuidaba de su padre enfermo, no se separa de él prácticamente. Pero un día, aprovechó un descanso para mantener relaciones con su mujer –él se casó con 13 años-… le anunciaron que su padre había muerto mientras él le daba al fornicio. Esto marcó profundamente a Gandhi y años después, cuando tomó los votos de celibato, se vio muy influenciado por este episodio. Pero ser célibe para alcanzar la pureza vital no le era fácil y tenía que luchar contra la lujuria, como escribió en su autobiografía. ¿Y cómo probaba su autocontrol? Según algunos historiadores, acostándose desnudo con niñas.

Muy basto.

 

NOTA: 7/10

 

Director: Richard Attenborough  Título Original: Gandhi Año: 1982 País: Reino Unido Duración: 118 min. Guión: John Briley Fotografía: Ravi Shankar, George Fenton Reparto: Ben Kingsley, Roshan Seth, Martin Sheen, Ian Charleson,  Edward Fox, Candice Bergen, Saeed Jaffrey, Amrish Puri.

 

Hoy más en El Casar en la noche, en Plus Radio. ¡Hasta la semana que viene!

 


Sergio Véliz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s