Siete años sin estar a la altura

Lo mío no son tanto los aviones de caza como cazar aviones.

 

 

Mi historia en esto de cazar aviones empieza en el año 2016, cuando me di cuenta de que podía atrapar los cazas F-22… Al ser tan ligeros y no pesar demasiado los cogía sin demasiada dificultad. Después de eso vinieron los Sukhoi-25, el MiG-21…

No sé, yo sólo los cogía y los dejaba en sitios donde no molestasen. Entiendo que un mosquito de esos, entre tanta gente, debe ser desagradable para ellos… Y como yo soy grande y fuerte, empecé a dejarlos lejos.

Luego me explicaron que eran una cosa que los humanos de baja estatura llaman aviones y que eran parte de una guerra que tenían entre ellos. Me dio mucha alegría saber que, sin darme cuenta, estaba evitando muertes absurdas. Pero me sorprendió que ellos, lejos de alegrarse, se enfadasen y me acusaran de estar saboteando sus cosas de humanos de baja estatura.

No les entiendo, supongo, porque pese a ser tan alto, no estoy a su altura.

 


Sergio Véliz

Balance 2017

laescribidanta_full

 

A veces, en el momento de acostarnos, parece inevitable no echar un vistazo atrás y reflexionar sobre cómo ha ido el día y hacer balance.

A veces, instantes antes de cerrarse los ojos, revolotea algún pensamiento sobre qué nos gustaría hacer al día siguiente.

A veces, en esa sucesión de un día, otro y otro más, cuesta valorar cómo de buena o mala ha sido la jornada; antes de poder hacer una estimación sobre hoy, ya es mañana.

 

A veces, nos falta tiempo.

 

 

Por eso resulta más fácil hacerlo de año en año, porque tenemos cierta tregua que nos permite pararnos a pensar.

Hoy, a punto de acabar el año 2017, me cuesta no pararme a pensar y quedarme un buen rato dándole vueltas a todos los momentos que me ha dado mi abuela. A través del proyecto La Escribidanta me ha permitido conocer gente maravillosa y me ha ofrecido oportunidades que no hubiera imaginado nunca.

No puedo más que agradecérselo, y si tengo que pensar qué quiero del 2018 al respecto, sería intentar devolvérselo de alguna forma con este y otros proyectos que seguro vendrán el próximo año.

 

 

¡Muchas gracias y feliz 2018!


 

Sergio Véliz

Primera entrada del Blog

Me planteaba modificar el título que viene predeterminado…, pero es cierto, es ‘La primera entrada del Blog’.

Luego, en el cuerpo, ponía:

Esta es tu primera entrada. Haz clic en el enlace “Editar” para modificarla o eliminarla, o bien crea una entrada. Si lo prefieres, puedes utilizar esta entrada para contar a los lectores por qué has empezado este blog y qué tienes previsto hacer con él. Si necesitas ayuda, contacta con los simpáticos miembros de los foros de ayuda.

Pero me parecía excesivo dejar eso también, así que haré caso a la recomendación.

Todos mis i12742503_965251506846187_2418708815419344440_nntentos pretéritos de crear un blog empezaron así: lo abro, escribo dos tonterías y no vuelvo a publicar. Pero, por suerte, WordPress me ofrece la opción de pagar dos euros al mes, una oportunidad que no he querido desaprovechar. Pienso que es como todos aquellos que en estas fechas se apuntan al gimnasio y mantienen la rutina de ir durante todo el trimestre, hasta que se les acaba la suscripción… para entonces ya han recuperado la forma y en cuanto se les pregunta, desechan la oferta de continuar sudando también durante el mes de abril (normal, lo entiendo). Esto es similar, sólo que la suscripción es anual en vez de trimestral y que nadie me preguntará en diciembre si quiero continuar con el blog, automáticamente (creo recordar) me harán un cargo a la cuenta…

¡Puto primer mundo, cómo funciona de bien, es perfecto!

Realmente este blog me era necesario y voy a explicar el porqué. Para los que no me conozcan, soy Sergio Véliz, graduado en Comunicación Audiovisual en la UCM y con una especialización en la Escuela de Guion de Madrid en (no os lo vais a creer) guion (¡bingo!), y en la medida de lo posible intento escribir guiones, relatos o lo que surja. Pero además, desde hace unos meses trabajo como fotógrafo de publi haciendo  fotos para las redes sociales de la marca Alain Afflelou; codirijo el programa de cine El quimérico inquilino en Plus Radio, estoy preparando otro programa y llevo labores organizativas y de dirección en dicha emisora; también trabajo en un proyecto con enfermos de Alzheimer, del que podéis conocer más en la cuenta de Instagram, aunque ya os iré contando por aquí todo lo que vaya haciendo.

Así que, como habréis deducido, aquí hablaré de todas esas cosas y sobre todo aprovecharé el blog para escribir, que es lo que realmente me gusta. Y es que, viendo perfiles de gente que hace cosas similares a las que hago yo y guionistas a los que sigo, me he dado cuenta de que casi todos tienen una web o un sitio donde contar sus mierdas a quien le interese. Y yo… yo también quería compartir mis mierdas con vosotros. Bienvenidos.

Sergio Véliz