El viajante (2016) – Asghar Farhadi

Son las 12:25 y 450_1000entro a los Cines Golem. Quedan cinco minutos para que empiece El viajante, la película iraní de Asghar Farhadi -director de Nader y Simin, una separación o A propósito de Elly-,  y la sala está bastante ocupada. Se nota la nominación al Oscar a mejor película de habla no inglesa. Qué buen cine hace este tipo, por cierto.

Me siento en una butaca cercana a la entrada (me separan del pasillo sólo dos butacas), detalle que marcará el resto de la película. Saludo a un par de antiguos compañeros de la facultad. Pronto apagan las luces y la película comienza.

Los primeros diez minutos son de alguna manera un resumen de la idea de la película: una joven pareja, tras tener que abandonar su casa por peligro de derrumbamiento, comienza a vivir en un apartamento  que un amigo les ha localizado. Hay algo extraño en esa casa relacionado con la anterior inquilina; una puerta encierra un pequeño cuarto con sus pertenencias. Supongo, que de alguna manera, encierra también un secreto.

Él, Emad, es profesor en un colegio, y junto con ella, Rana, actúa en una obra de teatro. Con esa representación teatral de fondo, junto al drama psicológico que viven la pareja en la vida real, se articulará una historia en la que se habla de los principios, de la humillación y de la venganza.Pero sólo llevamos diez minutos de película, no adelantemos acontecimientos.

A estas alturas de la  película alguien entra en la sala y se sienta en mi fila. Recuerdo que había dos butacas entre mi asiento y el pasillo, es decir, pudo no haberse sentado a mi lado, pero lo hizo. Es una mujer, mayor, no sabría decir la edad en la oscuridad… pero desde luego mayor que yo.

Se acomoda y me susurra.

Sólo quiero una cosa: que me cuentes qué ha pasado hasta ahora.

Rápidamente se lo cuento y ella me da las gracias amablemente.

Continúo viendo la película con una sensación tan extraña como la de los personajes Emad y Rana en su nuevo piso: algo no encaja.

Ellos continúan preparando la obra de teatro, él va a sus clases de literatura…

Perdona, vuelve a susurrarme la mujer, ¿están en Turquía?

No, no… respondo, es Irán.

Ah, claro, gracias.

Pues claro que es Irán, la película es iraní, vaya preg…

¡Un momento! ¡Pero si es Carmen Maura, Carmen Maura está sentada a mi lado y me ha preguntado por la película! ¡Carmen Maura!

A partir de aquí, tengo que ser sincero: Carmen Maura me destrozó la película, no fui capaz de prestar atención al 100%.

Pronto el largometraje hace su entrada en el segundo acto con un incidente, de alguna forma, provocado por la vida que había tenido la anterior inquilina entre esas paredes.

El incidente hace revolverse a Carmen en su butaca.

Joder… susurra para sí.

Rana sufre un ataque en unas condiciones que marcan la película y hacen avanzar  la historia.

¿Y por qué no llama a la policía? Me vuelve a preguntar Carmen casi con indignación , ¿por qué no pide ayuda?

No… no lo sé, balbuceo.

¿Cómo quieres que responda a algo sin parecer idiota? Eres Carmen Maura y yo no soy más que un ‘pringao’…

Aprovecho para decir que no soy nada mitómano, pero:

  1. 25 años
  2. Estudiante de cine
  3. ‘Pringao’…

¿Cómo no iba a ponerme nervioso? ¡Carmen es una persona a la que admiro!

Ella sigue con sus comentarios.

Claro, está probando las llaves para ver en qué coche encaja. Vaya, encajan en una camioneta… ¿por qué le pide que se quite los zapatos?… ¿por qué no llama a la policía?…  ¿pero por qué no le da otra hostia más fuerte?

 

Acaba la película.Se trata de un relato sutil pero crudo, que retrata una sociedad que, desde una butaca de un cine español, con Carmen Maura a mi derecha, me parece muy lejana.  En muchos momentos he estado fuera de la película, es buena la historia, pero es que Carmen me ha sacado. No hay más.

 

Con los créditos empezamos a hablar más libremente.

Qué sociedad tan compleja la iraní, qué matices, qué curioso su forma de actuar ante lo que les ofende.

Sí, es curioso, además una sociedad en muchos aspectos tan occidental y tan poco en otros…

 

Y es que El viajante es una historia incómoda que habla de venganza, de la ignominia y de reponer el honor; habla de una sociedad machista, violenta e hipócrita; habla de personas que sienten vergüenza, culpa y compasión. Habla de la sociedad iraní -porque está ambientada en Irán, no en Turquía o en los cines Golem-, pero habla de valores comunes en cualquier sitio, lo que hace que empaticemos con los personajes y queramos ‘darle una hostia al tipo de la camioneta’.

Farhadi está claro que es un tipo inteligente que sabe hilar esta historia con el trasfondo de la obra de una de sus –parece- claras influencias: la obra teatral Muerte de un viajante de Arthur Miller, texto que interpretan Emad y Rana en el teatro y que habla de la desestabilización del núcleo familiar y de los principios morales. Un juego de metarelato, en el que aparecen dos viajantes que se equivocan: el de la ficción de teatro y el de la realidad (realidad cinematográfica, eso sí).

 

Se encienden las luces. Mi cabeza ha estado fantaseando con este momento. ¿Y si Carmen, que ha estado tan amable durante todo este tiempo, me ofrece tomar un café en la Librería 8 y ½ para seguir hablando de la película?

Hasta otra, se despide.

Mi gesto cambia. Ha debido notarlo. Yo, como los viajantes, me he equivocado. No es Carmen Maura. Es muy parecida, extremadamente parecida, pero no… no es Carmen Maura.

 

 

 

Dos días después tengo mis dudas, ¿eras tú, Carmen Maura?

 


Sergio Véliz

Isabel

‘Isabel’ (2012-2014) – Javier Olivares

SerieIsabel.jpg

Con este nuevo dibujo de mi abuela, Teresa, os cuento el nuevo proyecto relacionado con este trabajo de unir pintura y Alzheimer.

“Guadalquivir”2013, Documental)

Ayer hicimos este dibujo de la portada de Guadalquivir: un documental escrito por el amigo Fernando López Mirones. Entre tantos documentales de naturaleza, con una función más divulgativa que lúdica, aparece Guadalquivir, como un documental que consigue enganchar al espectador desde el minuto 1. No es el típico documental de animales para inaugurar la hora de la siesta, es un documental que consigue atraparte utilizando una herramienta muy interesante: el viaje de un zorro (la que vemos portada). En realidad el documental es una road-movie lo largo del río Guadalquivir y el interés que nos despierta este animal, hace que nos quedemos embobados viendo unos paisajes preciosos de las sierras de Cazorla y Segura. Por el camino, sí, el zorro consigue su objetivo… pero mientras, sin habernos dado cuenta, hemos ido asimilando (¡sin dormirnos!) información sobre la fauna y flora de algunos de los espacios naturales más importantes de España. Pero ya hablaré más adelante sobre este documental en Mesa Italiana.

 

guadalquivir Seguir leyendo ““Guadalquivir”2013, Documental)”

Portada de “El incendio” (2009) – Sidonie

Ayer por la tarde variamos un poco y puede que repitamos; en vez de póster de peli optamos por la portada del grupo de música Sidonie: El incendio.scan0010

Seguir leyendo “Portada de “El incendio” (2009) – Sidonie”